La Terrorífica Familia que Chupaba Sapos y Comía Caracoles (Parte II)

familia buenavista

Un mes de verano da mucho de sí cuando te deja traumatizada para toda la vida. Por fortuna las benditas drogas de venta en farmacias bajo receta psiquiátrica hacen maravillas y hasta te puedes reír de las cosas pasadas. Aunque también existe la opción de cagarte en sus muertos que resulta mucho más terapéutica y te deja más a gusto y con tus chacras en orden. Aquí va la segunda parte de mi terrorífica crónica veraniega. Sigue leyendo