La Terrorífica Familia que Chupaba Sapos y Comía Caracoles. (Parte I)

arena abc firmada

Crónica de Terror en Sitges sin necesidad de ir a ningún festival.

La primera vez que vi el mar, también me lo bebí. Tendría yo unos 4 añitos y era una tierna niña de trenzas oxidadas que jugaba con ositos de peluche y vivía con su abuelita gallega, que era medio meiga por un lado y meiga del todo por el otro. Iba a pasar unas hermosas vacaciones con mi mamá en la playa, así que estaba feliz. Sigue leyendo