Arquitectura de la Vergüenza

ojos

El Parque Temático de los Abandonados.

No tenemos que irnos muy lejos para encontrar edificios abandonados, en ruinas, amenazando ruina, o simplemente, que ya no están. Aquellas casas antiguas que tenían tanto encanto y que son maltratadas por el tiempo, hoy en día es más cómodo y rentable dejar que se derrumben y construir una nueva y más moderna, pero sin encanto, en el solar que ocuparon. Y si no hay dinero, dejar que las casas se derrumben y en los solares dejar que los grafiteros den rienda suelta a su imaginación y decoren las ruinas consiguiendo un bonito y vergonzoso parque, un espacio abierto en la ciudad para que pasee la miseria, la soledad, el abandono y el asco. Esto ocurre en todas las ciudades, para qué negarlo, pero la ciudad de Lisboa ha sabido sacar provecho a la Arquitectura de la Vergüenza, y convertir los escombros en arte. Sigue leyendo

Cuando los Muertos Regresan de sus Tumbas.

Fantasma Japón

Obon. El Festival de los Difuntos en Japón.

Igual que nuestro querido 1 de noviembre, en el País del Sol Naciente los fantasmas de los difuntos tienen una fecha para regresar de entre los muertos y ser honrados por sus familiares vivos. El 15 de julio según el calendario lunar (si nos atenemos al calendario solar, tendremos que esperar un mes, hasta el 16 de agosto, eso ya va en gustos del difunto) se celebra el festival que los japoneses, como muestra de respeto, dedican a sus difuntos: el Bon u O-bon (la vocal O se usa para dar más respeto a la palabra). Durante una semana vivos y muertos de una misma familia se reúnen para festejar y estar unidos de nuevo. Esto es motivo de alegría, tal vez los japoneses se lleven bien en familia, porque sé de algunas (empezando por la mía) que ni vivos ni muertos se soportan. Sigue leyendo

Los Puentes Llorones

Crybaby Bridge. La leyenda urbana de los puentes fantasmales

Imagina que conduces tu coche, tranquilamente, por una de esas carreteras solitarias del medio oeste de los Estados Unidos de Norteamérica, escuchando esa canción antigua que te trae tantos recuerdo y añoranzas, que casualmente acaban de poner en la radio. La cantas, porque te la sabes de memoria, cuando te das cuenta de que tu camino se adentra en una zona boscosa. Estás atento a la carretera no sea que te cruces con el Chupacabras o el Hombre Polilla, o los dos, cuando ves al borde del camino a una jovencita de cara angelical que te hace señas para que la recojas. Sonríe, luego no es la Llorona porque además no estás en Mexico, sino en el Estado de Ohio. Tampoco es el fantasma de la curva porque vas en una recta. Paras y bajas la ventanilla un poquito, no sea la hija de una familia de Texas mudada a Ohio y lleve un hacha en el bolso. Piensas que ves demasiadas películas. Sigue leyendo

En Casa de la Muerta

Trozo de muerto

Tendría yo unos seis años la primera vez que vi un muerto. O parte de un muerto. La verdad es que me hacía mucha ilusión, porque llevaba un par de años obsesionada con la Muerte, y por mucho que preguntaba nadie me quería decir cómo eran los muertos. Todo empezó cuando me puse muy malita y un médico sin mucho tacto dijo a mi madre, delante mío, que iba a morirme. Pero contra todo pronóstico me curé. El médico a parte de no tener tacto tampoco tenía mucha idea. Sigue leyendo

La Paradoja del Loco

locos

Cuando era pequeña, estaba un poco obsesionada con el hecho de estar loca, si lo estaba o no. Mi abuela, sabia mujer, me decía para tranquilizarme que los locos no saben que están locos, si piensas que estás loco, entonces estás cuerdo. Y yo me quedaba tan tranquila el tiempo que dura en pasar una mosca, que es el que tardo yo en asociar una idea con cinco más. Me decía a mi misma (porque yo hablaba conmigo misma, por eso creía que estaba loca; dicen que locos hablan solos, pero yo me respondía) “tu crees que estás loca, entonces estás cuerda, pero como sabes que si aceptas la locura no lo estás, entonces sí lo estás” . Y así empezaba con la interminable Paradoja del Loco, que como la del tebano mentiroso no tiene solución lógica. Por suerte inventaron la bipolaridad, así puedo decir que estoy loca y cuerda al mismo tiempo.

Lo que si sé es que los locos abrimos los caminos que los sabios andarán. Alguien lo dijo y no sé si estaba loco. Pero si tu has entrado a esta biblioteca … ¿no deberías cuestionarte tu salud mental?

loco

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Otra de gatos

Komo Geisha Por Arrozal

Adoro a los lindos y adorables gatitos II

Para mí mis gatitos son tan especiales que se merecen artículos propios. También parece que fue ayer cuando mi querida y adorable Sissi era un bebé gatita, y casi, porque solo tiene (casi) dos añitos.

Jovencita, pero ya se ha hecho la dueña de la casa, todo lo que hay es suyo, y cada cosa que descubre, es suya también. Está mosqueada con el vecino, porque su casa es suya también. Es multicolor, no tricolor como suelen ser los gatos de muchos colores, ella los tienen todos, claro, todo es suyo. Al principio me creí que en lugar de un cachorro me habían dado 10, porque te la encuentras en varios sitios al mismo tiempo, y es que es muy rápida (que se lo digan a las moscas), Sissi Pataslargas llega la primera a cualquier sitio. Luego a mí me toca correr…

Ver la entrada original 127 palabras más

La Reina De Las Ratas

¿Qué ves cuando miras a alguien que no tiene tu miedo?

Tres años después otra niña le mostraría un camino más, camino que ella intentó seguir pero nunca tuvo valor. Acababa de salir del instituto y tenía que esperar una hora en la estación de trenes hasta que llegara el que la llevaría a casa. Como todos los días, recorría el andén de principio a fin. Andén arriba, andén abajo. Andén arriba, andén abajo. En invierno hacía ese mismo paseo de noche, pero ahora los días empezaban a ser más largos, y aunque estaba anocheciendo, todavía había bastante luz. Le encantaba esa hora de la tarde, la del anochecer. Para una persona que adora la muerte, la muerte del día es un guiño amistoso. Sigue leyendo

Carta a un Amigo

Salida de Emergencia

Rafa. No te pregunto cómo estás porque se que mejor que todos los que dejaste atrás.

Las cosas aquí siguen igual que cuando te fuiste, creí que algo podía cambiar, pero lo único distinto es que ya no estás con nosotros, y tu ausencia duele. Es tan palpable que hay momentos en los que no sabemos qué hacer. Sigue leyendo